Tanned Tin 2008 – Sábado

De camino a un tardío desayuno me encontré, sentado en un banco en la pequeña plaza en frente al Teatro Principal, a un taciturno Phil Elverum (aka Mount Eerie); probablemente el principal motivo de mi desplazamiento a Castellón. No pude reprimir mis ansias de saludarlo y rendirle pleitesía, y curiosamente acabamos desayunando juntos. Creo que jamás he desayunado con alguien tan extremadamente tranquilo.

Tras apurar los últimos minutos de compras por Castellón, me acerqué al casino justo con el aplauso final a Mary Hampton. Tampoco se puede decir que viese el set de Benjamin Wetherhill, ya que estuve de cháchara en un salón anexo. Sí pillé un buen rato de Tara Jane O’Neil, y la verdad es que me sorprendió; recordaba su actuación en un Tanned Tin de Santander como una experiencia extremádamente aburrida, pero los 20 minutos que la estuve escuchando me agradaron bastante.

La sesión de tarde empezó a primera hora con Samamidon y no tuvo desperdicio. Acompañado de Doveman alternándose a la batería y al piano, el de Vermont sorprendió con su poderosísima voz y entrañable caracter, bromeando entre canción y canción, o acompañando las mismas con divertidas coreografías que arrancaron más de una sonrisa. Todo lo contrario ofreció P.G. Six en probablemente el concierto más flojo y aburrido del festival; su folk urbano con un ligero aire celta no llegó a conectar con el público en ningún momento. Tras él, le tocó el turno a Sr.Chinarro, que armado únicamente con su acústica deshojó el temario de sus días en Acuarela ante un entusiasmado público.

El concierto de Doveman estaba en el horario ideal para disfrutar de una magnífica cena en un excelente italiano a sólo un paso del Teatro Principal. Regresé con Deer Tick ya comenzado, pero decidí hacer la digestión charlando animosamente en la barra del bar. Sorprendentemente desde allí pude oir como los neoyorquinos cerraban con una versión de “La Bamba”. Oir para creer.

Y así llegó el que probablemente era el concierto más esperado del festival, la reunión de Come; uno de los referentes del indie rock americano de principios de los noventa, y del que curiosamente nunca llegué a ser fan. Si unimos eso a que literalmente no soporto la voz de Thalia Zedek, me costó meterme en el concierto y disfrutar de él. Así a todo el grupo parecía relamente compacto y para nada daba la impresión de ser su primer concierto en muchos años; por su parte la mayoría del público parecía gozar de lo lindo en el concierto más abarrotado de todo el fin de semana.

Con Mount Eerie si que hubo conexión desde el primer momento. Independientemente de mi pasión por la música del de Anacortes, es inegable que su timbre de voz es como un jarabe para el dolor de garganta, capaz de engancharte y transportarte entre susurros al interior de sus canciones, dejándo que tu mente ponga la instrumentación a tan bellas melodías. Con guitarra eléctrica y camisa a cuadros (algo recurrente en esta edición), ofreció cincuenta minutos de gloria cargados de temas de sus últimas publicaciones, Dawn y Lost Wisdom (en el que está acompañado por Julie Doiron).

La noche (y mi fin de semana) terminó con The New Year, que aunque no estuvieron al impresionante nivel de su actuación en el 2004 en Santander, sí dieron un más que digno concierto, con varios momentos de piel de gallina, y tan sólo lastrado por algunas de las flojas canciones de su homónimo último disco, que presentaron casi en su totalidad. Broche de oro para otra estupenda edición del festival más arriesgado de nuestra geografía.

Aquí dejo un link de descarga del estupendo concierto de Mount Eerie y del de The New Year:

http://www.mediafire.com/?sharekey=8b547d284e8628f9d2db6fb9a8902bda

20. November 2008 by Mediosordo
Categories: Live | Tags: , , , , | Comments Off on Tanned Tin 2008 – Sábado