10 joyas del 2008

Como no podía ser de otra forma ya que hoy en día casi nos obligan a hacer listas de discos en la cola del paro, ahí van mis LP’s escogidos de este 2008 que dejamos atrás.

Bon Iver – For Emma, Forever Ago: Aunque originalmente autoeditado en 2007, Jagjaguwar rescató esta obra de arte a principios del 2008. Folk para esos momentos en los que buscamos el silencio y la soledad, al calor de una pequeña hoguera.

Portishead – Third: Ojalá todos los regresos fuesen como este. No sólo están a la altura de su nombre sino que se reinventan a si mismos en un discazo de principio a fin.

Samamidon – All is well: Un disco que nos transporta como pocos de vuelta al lejano Oeste americano de principios del siglo XIX. Canciones de amor, de odio y de muerte, canciones de celebración y canciones de añoranza en 50 minutos mágicos.

Erik Levander – Kondens: Tras perder en un desgraciado accidente todo el material de lo que sería su tercer disco, Erik Levander decidió empezar desde cero y construir esta maravilla que seguro es la envidia de Fennesz.

Mount Eerie – Dawn: Visto lo visto, esto de irse a una cabaña abandonada en el medio del monte para buscar inspiración funciona realmente. 19 joyas en las que la cálida voz de Phil Elverum consigue hipnotizarnos y meternos de lleno en sus sueños y frustraciones.

Seagull – Goodbye Weather:  Sorpresa mayúscula la del debut de estos australianos. Folk Rock nostálgico entre Gravenhurst y The Arcade Fire, que hace diana tanto en la mente como en el corazón. Inprescindible.

Library Tapes – A Summer beneath the trees
: El disco que me ha traído paz en días turbios, el que te pones cuando no te apetece escuchar nada, una banda sonora para un día lluvioso fuera de casa.

The Remote Viewer – I can’t believe it’s not better:  Los ex-Hood vuelven por los fueros de su antiguo proyecto (Famous Boyfriend) en un disco con mucha más presencia vocal de lo que nos tenían acostumbrados ultimamente.

Mount Eerie (& Julie Doiron) – Lost Wisdom: Julie Doiron demuestra ser el complemento perfecto al de Anacortes en 24 minutos plagados de magníficas armonías vocales.

Gregor Samsa – Rest: El regreso del grupo de Virginia es un paso adelante hacia una personalidad propia, alejándose del post-rock con ecos a Low que plagaba su primer disco y adentrándose en un territorio cuasi-celestial que es un verdadero placer para los oídos.

07. January 2009 by Mediosordo
Categories: Actualidad | Tags: , | Comments Off on 10 joyas del 2008