El Primavera Sound, la Champions y los fans

Estos días se viene hablando bastante acerca de la coincidencia entre la final de la Champions League (donde recordemos juega el Barcelona y el Manchester United) y el día grande (sábado) del Primavera Sound.
La sóla posibilidad de que el festival habilite unas pantallas dentro
del recinto ha ultrajado a una gran parte de los habituales al festival,
también han aparecido numerosos artículos en prensa y blogs, y los
foros del festival barcelonés son un auténtico hervidero de críticas que
tratan de presionar a la organización para “mantener el futbol fuera del festival“, o de quejas del tipo “he pagado por oir música, no fútbol“.

Aunque personalmente me gustaría ver el partido, mi prioridad es la
música y no el fútbol, por lo que dudo que llegado el momento abandonase
el Fórum para ver la final. En cualquier caso, no todo
es blanco o negro, y la situación es mucho más complicada de lo que
parece a simple vista y no se reduce a que “Mogwai quieran o no ver el futbol“.

Por un lado está el tema de la seguridad: si un 30% de asistentes al
festival quieren salir a ver el partido (un porcentaje nada descabellado
si contamos que el grueso de asistentes son catalanes y británicos)
entonces estamos hablando de unas 12.000 personas que pretenderán salir a
la vez (a eso de las 20:00h) del recinto del Fórum.
Algo así podría formar un embotellamiento brutal, impaciencia,
frustración, y sabe dios que más. Lo que es más, estoy seguro que el
ayuntamiento no querrá tener a más de diez mil personas buscando
desesperadamente un lugar donde ver el fútbol (la oferta de bares en la
zona difícilmente podrá acoger a mil personas más), y los problemas que
ello pueda causar.

Por otro lado está el tema artistas. No se trata de que Mogwai quieran ver el partido (estoy convencido de que Mogwai
no iban a tocar a las nueve o diez de la noche de ningún modo, hace
tres años tocaron a la una de la mañana), sino de que los agentes
(mayoritariamente ingleses) de los principales artistas (vease PJ Harvey o Fleet Foxes)
no quieren que sus artistas toquen en un momento en el que el público
potencial pueda ser menor, y normalmente por contrato pueden vetar el
horario sugerido por la organización. Como comentaba la organización
hace unos días en el foro del festival “si de todos modos vamos a tener un escenario parado, por qué no ponerle una pantalla?

Otro punto a tener en cuenta es el tema económico, o lo que es lo
mismo, el dinero que pueda dejar de ingresar en bebidas y demás el
festival por tener esas 10.000 personas menos en el Fórum en plena hora
punta. Seguramente sea un buen motivo para plantearse colocar las
pantallas en el recinto, aunque por otro lado la contrapartida va a ser
pagar una licencia de emisión para treinta y pico mil personas, y
tampoco creo que eso sea muy barato.

En resumen, la situación supone todo un reto para la organización del
festival ya que probablemente no haya una solución buena. Hagan lo que
hagan, no conseguirán contentar a todo el mundo, y aunque estos días han
transmitido un mensaje tranquilizador al informar que “el festival de ningún modo se parará y seguirá funcionando con al menos 4 escenarios“, sigue habiendo un beligerante sector que no deja de hablar de la “contaminación” del festival por parte del fútbol.

Lo más curioso es que a fecha de hoy casi todo son divagaciones, ya
que la organización todavía tendrá que conseguir los permisos de
emisión, algo que no veo nada claro debido a la problemática de los
sponsors principales de cada uno de los eventos, dos marcas cerveceras
que tampoco querrán verse, ni en pintura.

10. May 2011 by Mediosordo
Categories: Actualidad | Tags: , | Comments Off on El Primavera Sound, la Champions y los fans