Bienvenidos al Interwert

Hoy entra en vigor la conocida como Ley Sinde, o mejor dicho, la Ley Sinde-Wert, ya que fue el gobierno del actual Ministro de Cultura, Jose Ignacio Wert el que le dió el espaldarazo definitivo aprobando con los últimos coletazos del año pasado el reglamento de una ley que obvia de manera descarada las continuas sentencias judiciales que declaran que las páginas de enlaces no constituyen delito alguno y que actuará contra las páginas webs que “directa o indirectamente actúen con ánimo de lucro o hayan causado o sean susceptibles de causar un daño patrimonial al titular de derechos“. En otras palabras, casi cualquier web que puedas encontrar en Internet.

Por si la presente ley fuera poca muestra de la cortedad de miras de nuestros gobernantes, sacando una ley inútil que de ninguna manera frenará las descargas, ayer se conocía que cualquier titular de una web que sea denunciada por vulnerar la propiedad intelectual deberá obligatoriamente defenderse de manera telemática. Es decir, via firma electrónica con DNI electrónico o con cualquier otro certificado digital reconocido por la Administración, algo que en estos momentos muy pocos ciudadanos utilizan y que introduce una merma en las posibilidades de su futura defensa. El asunto es doblemente grave si tenemos en cuenta que la comunicación telemática con el Ministerio de Cultura no funciona correctamente desde sistemas operativos basados en GNU/Linux, por lo que si el día de mañana esta web recibiese una denuncia por alojar o enlazar a algún contenido sujeto a derechos de autor (como por ejemplo muchas de las imágenes que aquí aparecen), estaría obligado a adquirir un sistema operativo de pago como Windows para poder defenderse.

Por otro lado, no debemos olvidar que la Ley 11/2007, de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos, establece el derecho de los ciudadanos a comunicarse electrónicamente con la Administración, y no la obligación de hacerlo de esta manera. Por lo que cabe preguntarse si este afán por la identificación digital no se engloba en un marco más amplio para el control de los ciudadanos, un futuro Interwert en el que el anonimato brille por su ausencia. Habrá que esperar y ver acontecimientos.

Sea como fuere, lo que está claro es que esta Ley Sinde-Wert no va a funcionar, no conozco ni a una sóla persona preocupada por la posibilidad de no poder descargar sus contenidos favoritos de Internet. Si no es vía una página, será a través de otra, si no es usando Mediafire o Rapidshare, será usando software como el Emule, Soulseek o cualquier cliente de Bittorrent. A los únicos que les crearán problemas serán a proveedores de servicio o páginas webs totalmente lícitas, con líneas de negocio que poco tienen que ver con las descargas, pero que ahora ven como se abre la caja de pandora y pueden verse metidas en el mismo saco todas juntos. Todo por la presión de una industria insaciable (que poco tiene que ver con la necesidad de los autores), que ve como sus modelos de negocio caduco llegan a su fin e impone medidas proteccionistas en vez de renovarse y adaptarse a los nuevos tiempos.

01. March 2012 by Mediosordo
Categories: Internet | Tags: , , , , , | Leave a comment

Leave a Reply

Required fields are marked *